La mezcla mexicana cerró en 97.26 dólares por barril

Los precios del petróleo cayeron por segunda jornada consecutiva, con el WTI por debajo de los 100 dólares el barril en Nueva York, en medio de inquietudes sobre la demanda.

El barril de WTI para entrega en junio cayó 3.23% por debajo de 100 dólares la unidad por primera vez en dos semanas, a 99.76 dólares al cierre.

En tanto el Brent del mar del Norte para entrega en julio perdió 3.28% a 102.46 dólares en Londres. La mezcla mexicana cerró en 97.26 dólares por barril.

Los dos barriles de referencia habían perdido más de 6% el lunes, por temores de una desaceleración económica global, y la caída de la demanda china en medio de los confinamientos contra el COVID-19 en el país asiático.

“Las preocupaciones por los confinamientos en China y un frenazo de la demanda siguen presentes”, explicó Phil Flynn, de Price Futures Group.

“Por un lado el mercado considera esto, y por el otro también ve la debilidad del mercado bursátil: eso despierta temores de una potencial recesión”, añadió el analista. Los precios del crudo caen si hay temor a menor demanda de energía en el mundo a causa de una baja de actividad económica.

“La política radical de COVID cero de China despierta preocupaciones sobre las perspectivas de la demanda de la segunda mayor economía mundial”, enfatizó Victoria Scholar, de Interactive Investor.

China, segundo mayor consumidor y mayor importador de petróleo del mundo, enfrenta desde hace algunas semanas su peor brote epidémico desde el inicio de la pandemia en la ciudad china de Wuhan a fines de 2019.

Además, “la dificultad de la Unión Europea (UE) para acordar una respuesta coordinada sobre el petróleo ruso contribuye tal vez” a presionar los precios hacia abajo, destacó Craig Erlam, analista de Oanda.

El proyecto de embargo de la UE al petróleo ruso está bloqueado porque debe ser adoptado de forma unánime por los 27 miembros de la unión. El secretario de Estado francés para asuntos europeos, Clément Beaune, señaló sin embargo que podría decidirse “esta semana”.

Los corredores contemplan además el aumento de los precios de la gasolina en Estados Unidos. Tanto la nafta como el gasoil alcanzaron nuevos récords el martes.

«Los estadounidenses no vieron jamás los precios de la gasolina tan altos, y jamás vimos un aumento tan rápido», destacó Patrick DeHaan, del sitio especializado GasBuddy.

“Estos precios récord podrían disminuir la demanda de gasolina”, estimó Phil Flynn.

Con información de EL INFORMADOR